GUIA COMPRA CIRCUITO


El nacimiento del circuitero. ¿Qué moto me compro? Mejoras en la moto. Completar el equipo.

Salvo que tengamos una deportiva de última generación, tendremos claro que los que corren más que nosotros lo hacen porque su moto es mejor. Seguro que el de la fzr 600 del 89 que me ha pasado le ha hecho algo a la moto... la mayoría estamos más que convencidos de que
tenemos un paso por curva rápido, pero que nuestra moto corre poco. Es un vicio motero habitual.
Si nuestra moto no es una deportiva, y queremos seguir entrando a circuito de forma habitual, es evidente que tenemos un problema a solucionar, así que llegados a este punto, hay que comprarse una circuitera.

Y que compramos?

Depende, claro está, de nuestro presupuesto. Cuanto más moderna sea la moto que podamos comprar, más fácil nos lo pondrá. Lo ideal es, que la moto que compremos sea exclusiva para el circuito, aunque esto, claro está no siempre es posible.
A la hora de escoger el modelo, hay que tener en cuenta que las motos han ido evolucionando encarándose cada vez más a su uso en circuito. Así pues, las deportivas de finales de los 90, tenían una tendencia a la polivalencia, mientras que ahora hay verdaderas motos R.
Si queremos mejorar, debemos ponérnoslo fácil, así que cuanto más moderna y ligera sea la moto mejor. Mi consejo es además, empezar con una 600, ya que las 1000 nos pueden complicar mucho la existencia, y más aún cuanto más antiguas sean. ¿que podemos comprar? Hay muchos modelos utilizables, aunque no os recomiendo nada inferior a una zx-6r del 95, cbr600f o r6, del 99, gsxr600 del 97, o la 748 del 2001, dependiendo de nuestros gustos y presupuesto. De ahí en adelante, los modelos de todas las marcas han ido evolucionando y nos lo pondrán más fácil. Lo ideal, son los modelos a partir de los años 2003-2004 (Daytona, cbr600rr, gsxr600k4...), en que se empezó a orientar más todo hacia el circuito.
Una vez tenemos la moto, hay que hacerse con unos carenados de fibra, y ponerle latiguillos metálicos a los frenos (los latiguillos de goma, acaban cediendo y nos quedaremos sin frenos cuando empecemos a abusar de ellos), y ya tenemos lo básico para empezar... Bueno, y disponer de un remolque claro, elemento básico, que puede alquilarse por unos 25 € al día, o que podemos comprar de 2a mano por un mínimo de unos 400 €. Y como la moto no podrá circular por vía publica, para repostar necesitaremos una garrafa de gasolina que
podréis comprar en cualquier gasolinera, ferreterías industriales así como un embudo para facilitar el repostaje. También hay unas que no necesitan el embudo, son un poco más profesionales.
Poco a poco, iremos completando la moto con unos desarrollos más cortos. Poniendo por ejemplo un piñón de ataque con un diente menos, mejoraremos bastante la aceleración de la moto con una inversión de apenas 50 €. Para calcular los desarrollos os recomiendo visitar esta genial web: http://www.gearingcommander.com/
Cuando el presupuesto lo permita, unas estriberas retrasadas (cuanto más antiguo es el modelo, más urge este cambio), una bomba de freno, un tubo y un filtro abierto, nos permitirán tener una moto más acorde a su uso.
Si veis peligrar vuestros ahorros, os estáis asustando antes de tiempo, ya que a ello debéis sumar que habrá que ir completando nuestro equipo personal con unas botas y guantes de calidad... aunque lo más caro, a parte de las rodadas, son los neumáticos, que se irán gastando
cada vez más rápido a medida que vayamos mejorando nuestro pilotaje.
Que más nos hará falta con el tiempo? Ya casi tenemos el equipo completo, pero nos faltan algunos elementos no imprescindibles, pero si recomendables. Unos caballetes y unos calentadores nos permitirán salir a pista con una temperatura idónea de neumáticos, y evitan una mayor degradación de estos por los cambios de temperatura que suponen las entradas y salidas de pista.
Por último, debéis tener en cuenta que en algunos circuitos no hay boxes, y una carpa tipo “camping” nos mantendrá a la sombra, y que cuando hay boxes... No hay donde sentarse, así que una silla cómoda en plan pescador la agradeceremos como agua de mayo. Y claro está, si queremos mantener fresquitos nuestras bebidas... Una neverita de playa.
Asimismo, el cuerpo nos pedirá insistentemente la compra de un lap timer... que podremos comprar, o “inventar” de diferentes modos mediante la compra de una antena gps y algunos programas de ordenador – Por ejemplo Danas- http://www.i2m.it/Download.html (veremos los tiempos tras descargar los datos a este), o con el programa racechrono http://www.racechrono.com/ instalado en nuestro teléfono móvil, si este está preparado para ello.